Experiencia de Aitana y Mourad en Croacia.

0
280
curso erasmus+ croacia

Os traigo hoy la experiencia de dos participantes en un curso de formación en Nova Gradiska, Croacia. Ellos son Aitana y Mourad. ¡Espero que os motive!


Aitana

Curso de formación Nova Gradiska

Me vienen tantas cosas a la cabeza cuando recuerdo el exchange que no sé bien por dónde empezar. Cuando mis amigos me preguntan “¿Qué tal ha ido?” suelo contestarles con un “Increíble”, porque es la palabra que mejor resume las millones de sensaciones y vivencias de aquella semana. Pero no es suficiente, realmente no transmite todo lo que ha sido en su perfección.

Este intercambio han sido muchas cosas desde conocer lugares que en mi vida habría pensado que visitaría a conocer aspectos de otras culturas que tampoco me había planteado y sobretodo conocer gente que me va acompañar para el resto de mi vida.

Antes de llegar a Nova Gradiska pase un día en la capital Zagreb, una ciudad preciosa con una historia interesante. Al día siguiente de llegar a Nova Gradiska en autobús comenzó el curso. Los primeros días fueron intensos y no teníamos casi tiempo pero por la noche podíamos ir a conocer el pueblo. Poco a poco la presión del tiempo se fue disolviendo y tras haber dado la parte teórica del curso fuimos todos juntos de excursión a una ecoaldea, allí tomamos las fotos que posteriormente tras editarlas al día siguiente expondríamos en una galería del pueblo.

Vivíamos el tiempo de una manera diferente, nos sentíamos como en una burbuja, habían pasado unos pocos días pero todos teníamos la sensación de que
llevábamos allí todos juntos meses, era difícil pensar que en realidad nos conocíamos simplemente desde hacía menos de una semana.

Sin duda repetiría esta experiencia 1000 veces más.

Mourad

curso erasmus+ nova gradiska¿Miedos?

Todos sabemos perfectamente de qué se tratan y los hemos experimentado más de una vez en diferentes situaciones cotidianas. Pero, ¿qué hay del miedo al cambio? ¿a cambiar de amigos?, ¿de almohada?, ¿de cama? ¿A cambiar la deliciosa paella de tu abuelo por un plato del que ni siquiera eres capaz de pronunciar el nombre?
Y si solo fuera cambiar de amigos y comida por unos días… pero, ¿y el idioma? porque los españoles somos muy dados a temer el dichoso inglés que llevamos mamando desde primero de infantil y del cual no tenemos ni idea, o eso creemos.
Bueno, pues hoy os recomiendo la cura a todos estos miedos, o, mejor dicho, a cómo cambiar de un miedo a un juego, un vicio o incluso una forma de vida. ¡Haz un intercambio juvenil (Youth Exchange)!
Nuestra experiencia cura-miedos esta vez se estableció en Nova Gradiska, Crocia. Aquí tuvimos la maravillosa oportunidad de compartir unos días con personas de países vecinos, pero de los que no teníamos mucha idea: Letonia, Rumanía, Portugal, Eslovenia, Croacia y Turquía, además de nosotros, los españoles.
El proyecto giraba alrededor del objetivo de asegurar la participación inclusiva de todos los jóvenes dentro de nuestras comunidades, sin importar los obstáculos que encuentren, a través del intercambio intercultural y el diálogo, y reunirá a 44 participantes., y sobre ello hablamos largo y tendido en las diferentes sesiones que se desarrollaron en el centro cívico. Más de una cuarentena de jóvenes de diferentes países, con distintas visiones y experiencias, intercambiamos nuestras impresiones, y creo que todos aprendimos más que bastante, tanto del vasto mundo de internet como de las culturas de los compañeros.
La asociación Association of deaf and hard of hearing nos acogió con los brazos abiertos; la comunicación con ellos fue continua, tanto antes de partir como durante el proyecto, en el cual se mostraron abiertos y dispuestos a ayudarnos en lo que hiciera falta y más. Es de agradecer, que resulta tranquilizador saber que hay alguien al otro lado pendiente de ti.

No hay comentarios

Dejar una respuesta