Experiencia de Marta en Malta

0
299

Vuelvo de Malta con la sensación de haber vivido allí al menos un mes aunque hayan pasado apenas 6 días. Iba allí para hacer un curso sobre EVS (Servicio de Voluntariado Europeo), y, la verdad, cuando llegué sabía poco más aparte de la temática del training: era la primera vez que realizaba uno de éste tipo.

Mi avión llegaba tarde: cuando llegué al hotel en el que nos alojábamos y me dijeron que compartía habitación con tres chicas más era casi la una de la madrugada. Me dirigí a la habitación temerosa de despertarlas y con un montón de preguntas en la cabeza ¿de donde serán? ¿serán simpáticas? ¿sabrán que llego a esta hora?… y cuando abrí la puerta de la habitación me esperaban dos enormes sonrisas en pijama (una búlgara y una estonia) preguntándome qué tal el viaje y invitándome a ir con ellas a visitar la capital de Malta al día siguiente.

Supongo que la sensación que me invadió en ese momento de acogimiento y de expectación por conocer todo lo nuevo que me rodeaba puede resumir toda mi estancia en Malta.

malta-292181_960_720-min

Durante seis días hemos visitado la isla, hemos reído, hemos compartido, pero sobre todo hemos aprendido tanto sobre el Servicio de Voluntariado Europeo como sobre los países de los otros participantes.

El equipo de trainers y organizadores del curso (Lisa, Duncan, Feli) han hecho un gran trabajo de educación no-formal: hemos aprendido a través de juegos, de actividades participativas, hemos llevado a la práctica simulaciones de proyectos de Voluntariado Europeo de una forma sorprendentemente amena.

Además, se han esforzado por que aprendiéramos la lengua y costumbres de la isla, por que nos relacionáramos y conociéramos más los unos de los otros (muchos de nosotros hemos hecho contactos para futuras estancias de voluntarios), por que nuestra estancia allí fuera lo más cómoda y agradable posible.

Vuelvo a España con un gran aprendizaje acerca de EVS y un convencimiento de lo interesante de éste proyecto y la riqueza personal que aporta a sus participantes, pero también con un montón de experiencias, buenos momentos, y nuevos amigos de países que apenas conocía en el bolsillo.

No puedo más que darle un 10 al curso, la organización y los participantes… repetiría mañana mismo!!