Experiencia de Fran en Deustchlandberg, Austria

0
423
curso de formacion en austria graz

Después de un largo viaje, llegué al precioso pueblo de Deustchlandberg. Un pueblo pequeñito, pero con muchas cosas para ver, por ejemplo, el castillo que a su vez es un museo, un hotel y un restaurante, pero lo que más llama la atención son las preciosas vistas desde el castillo.

Allí comenzaba el curso sobre inclusión social. Lo primero que me encantó fue el albergue, estaba totalmente adaptado para todo tipo de personas, las habitaciones eran de dos pisos y realmente espaciosas. Respecto a la comida, fue realmente buena y para todos los gustos, con múltiples opciones. Estaba muy cerca de la piscina municipal, contaba con bastantes opciones deportivas (ciclismo, voleibol, fútbol…) además de contar con una fantástica sauna.

A lo que el curso se refiere, fue bastante instructivo y motivador, ya que, combinó teoría y práctica a la perfección. Los expertos transmitían su conocimiento de manera muy adecuada con charlas y juegos. Si le tengo que poner una pega al programa, es que, teníamos mucho trabajo y los expertos no participaron al 100% en todas las actividades. Una de las cosas que más me gusto del programa fue el viaje a Graz, donde tuvimos que buscar lugares accesibles, me sorprendió encontrar tantos. En Graz, también subimos a una montaña donde había un espectacular mirador y se veía toda la ciudad.

curso de formacion en austria graz

Por último, los compañeros fueron una maravilla, abiertos, educados, trabajadores, amistosos… era muy fácil trabajar con ellos. El contacto con ellos me sirvió para aprender un montón de cosas sobre otros países de Europa y su forma de trabajar. Y para mi muchos de ellos aparte de ser compañeros, se convirtieron en amigos. Como mi compañero Vlado de Macedonia, una persona genial que me cayó genial desde el minuto uno, y se convirtió en buen amigo.

En resumen, fue una experiencia que me permitió conocer cómo adaptar proyectos para que sean accesibles para todos y sobre todo pude meterme en la piel de personas con discapacidad y los problemas que sufren cuando una cosa no es accesible. Os invito a todos a participar de esta experiencia ÚNICA y que os va permitir crecer como persona además de adquirir conocimientos muy útiles para utilizarlos en vuestras organizaciones e incluso en la vida privada. Quiero agradecer a todos los que me han permitido disfrutar de este magnífico curso.

¡Hasta otra!

Fran